lunes, 26 de septiembre de 2016

Playgroups

Cosas curiosas de UK (y seguramente de muchas otras partes del mundo)

Mi hijo pequeño de dos anos aún no va a la escuela infantil, y mucha gente me pregunta, que hago con él durante todo el día... 
Hago muchas cosas, ya que es un niño muy inquieto que necesita mucha actividad..., pero una de las cosas que hago es ir a los llamados PLAYGROUPS, muy comunes aquí.

Y que son los playgroups? Pues bien, ahí os cuento...

Son unos espacios de encuentro entre familias (habitualmente madres) y niños desde bebés (meses, días...) hasta los 6 años (edad escolar). Básicamente son salas con muchos juguetes dónde pequeños y grandes comparten un ratito de juego. El objetivo es que los pequeños se relacionen entre ellos y compartan el juego, y los adultos charlen un ratito. En todos ellos siempre se ofrece un café o té para los adultos (acompañado de un pastel o galletas) y a los niños se les ofrece el desayuno de media mañana o merienda. 

Suelen durar unas 2 horas, y en la mayoría (que yo conozco) se distribuyen el tiempo de esta manera:

Primero: Tiempo para el juego libre con todo tipo de juguetes y/o paralelamente les ofrecen hacer alguna manualidad.

Más tarde: Toman un snack (este, siempre suele ser fruta y algo más, la mayoría de las veces lo acompañan de cosas sanas, y alguna cosa dulce). 

Los adultos también toman un café o un té con algo dulce.  

Al final: Suelen contar algún cuento , cantar canciones o hacer pequeñas danzas infantiles típicas.   

El lugar dónde se hacen, fue unas de las cosas que más me chocó a mi al principio (ahora ya es totalmente nomal), y es que se suelen hacer en las iglesias, en salas dentro de las iglesias. Pero las actividades que se hacen no tienen nada que ver con la religión, es más, suele haber siempre gente de varias religiones, y todo el mundo es bienvenido. Tampoco dan ningún mensaje religioso, ni en los juegos ni en las canciones...
Otros lugares donde también se hacen los playgroups, son por ejemplo la Universidad o Centro destinados a la comunidad (como un Centro Cívico).

http://www.hrcc.vic.gov.au/family-children/playgroups


Otra curiosidad, es que la gran mayoría de veces son personas jubiladas las que organizan estas actividades. Esas personas si suelen estar relacionadas con la iglesia. Son personas muy amables que interaccionan de maravilla con los peques y que fomentan que los adultos hablen, se conozcan y compartan experiencias. Eso es muy muy bueno a la hora de aprender inglés, es una de las mejores maneras que yo he encontrado para aprender el idioma.

El precio de las actividades es realmente barato, suele estar entre £2 o £2,50 incluso en algunas ocasiones es gratuito. El precio incluye todas las actividades y la comida que se ofrece. Y como todo aquí, si hay alguna familia con pocos recursos, no tiene que pagar.

https://totsintawhero.wordpress.com/2014/05/07/playgroups-part-one-how-to-find-a-playgroup/
La oferta de este tipo de actividades es muy muy amplia, hay playgroups, por todos lados, a todas horas... así que uno puede escoger cual le gusta más o que zona u horario le viene mejor. 

Mi valoración de estas actividades es muy positiva, creo que es ideal, por un lado para los niños, ya que aprenden a jugar en grupo, compartir, etc... y es una muy buena oportunidad para los adultos, donde también puedes compartir charlas, experiencias, y puedes ayudar y aprender de otras personas.  

Espero que os haya gustado...
Y otro día más...

   


domingo, 11 de septiembre de 2016

Síndrome del nido

Algunas cosas de madre...


Hace unos días vi un vídeo muy gracioso sobre el Síndrome del nido de Míriam Tirado de -A flor de pell- os dejo el link aquí para que lo podáis ver: https://youtu.be/5kKcGSwYKZ4
Me reí muchísimo con el vídeo, pero que gran verdad... 

Por si alguien no ha oído hablar de él, es un síntoma que tienen algunas mamás embarazadas que lo que hace es que tengan una "obsesión" por tener "el nido" todo preparado y limpio para la llegada de su bebé. Esta es una manera rápida y simple de explicarlo.

Ilustración de www.saludosalpollo.com


Tengo que reconocer que estoy en pleno Síndrome del nido, y que además lo he tenido en los otros dos embarazos. Pero a mi no me da por montar cosas del bebé (como la cuna, cambiador y demás), o tener toda la ropita preparada, pero si me da por la limpieza y el orden. 

Me paso el día ordenando y limpiando, como si la casa tuviera que estar impecable todo el tiempo. Veo suciedad en los pequeños rincones de la casa, y tengo la necesidad de limpiarlo, no puedo pensar, ya lo haré... tiene que ser en ese momento. También, el querer desinfectarlo todo, por si las bacterias nos comen y nos invaden sin que nosotros las veamos... en fin una sensación que yo misma veo que es exagerada, pero que siento como necesaria.

Además, no me vale que cualquier persona limpie o ordene, tengo que hacerlo yo misma, con mis manos y a mi manera. Eso no se si es el Síndrome del nido o una manía mía de siempre. Tengo que reconocer también, que no me gusta nada que me hagan las cosas de la casa, nunca me ha gustado. Prefiero hacerlas yo misma, hombre, no me gusta estar ordenando todo el día, pero se podría decir que no me gusta que desordenen o ensucien lo que yo he limpiado, pero si prefiero hacer las cosas de la casa a mi manera. Eso es una cosa que creo que  tengo de toda la vida, y que he tenido algunas pequeñas discusiones con mi madre. Lo típico que viene a tu casa y te quiere ayudar con los platos, la colada... y yo no, prefiero que se esté tomando un té mientras yo lavo los platos, por ejemplo. Lo bueno es que ella ya me conoce y mucho a su pesar lo respeta, y así... las dos contentas! 

Volviendo al Síndrome del nido, la cosa se complica cuando tienes dos niños pequeños, los que lógicamente no ven ni entienden el orden y la limpieza de la misma forma que tú! Eso es una cuesta arriba para tu necesidad de limpieza y bienestar. Pero por alguna extraña razón este Síndrome deja en mí dos sensaciones muy opuestas, por una lado la "obsesión" por la limpieza, pero por otro el gran placer de verlo todo limpio y ordenado. Así que si soy sincera, no vivo el Síndrome del nido con ansiedad, sino todo lo contrario, me gusta tener la casa ordenada, me relaja,... me da bienestar, y no me importa para nada invertir todos los ratitos que tengo en ello. Eso si, con mis propias manos! jajaja

Foto de www.nove-mesi.it

Así que desde aquí mando todo mi apoyo a las mujeres con este Síndrome que no se sienten entendidas por sus familiares y amigos. Es una sensación real que tienen muchas mujeres que serán madres y como muchas otras, son cosas que no se pueden controlar ni en el embarazo, ni en el postparto. Ya nos gustaría a nosotras poder controlar todas esas emociones subidas en una montaña rusa! Y mucha gente se pregunta, vale, pero como puedo ayudar? Pues señores... simplemente RESPETANDO!!! 

Espero que os haya gustado...
Otro día más...

lunes, 29 de agosto de 2016

Cuatro pinceladas sobre la educación en Escocia

Mucha gente desde España me pregunta, cómo es la educación es Escocia, tanto el sistema educativo como el método  Pues bien voy a explicar 4 cosas quizás diferentes a la educación en España, bajo nuestra experiencia y conocimiento (puede que algunas de estas cosas no sean iguales en toda Escocia).

Lo primero que destacaría son las edades o tiempos en los que se hacen cada cosa... Aquí los niños hacen dos años de preescolar desde los 3 a los 5 años (más o menos, porque hay algunas excepciones). Durante esos dos cursos van solo 3 horas a la escuela, o bien por la mañana de 9am a 12noon o por la tarde de 12noon a 3pm. 

A partir de los 5 años (con excepciones) empiezan la primaria (que dura 7 años), es decir un año antes que en España. Y el horario también cambia ya empiezan a ir desde las 9am hasta las 3pm. Todo el día seguido parando una hora para comer, la gran mayoría de niños comen en la escuela, pero si los padres lo desean los pueden recoger.


Casi todas las escuelas son publicas (en nuestra ciudad, que es grandecita, solo hay una escuela privada). Y por lo tanto la educación es completamente gratuita, no pagas ni por los materiales que usan en las escuela ni tienes que comprar libros de texto... Las  únicas cosas que tienes que pagar son las excursiones. El preescolar a partir de los 3 años también es publico y por lo tanto subvencionado (en este caso, en algunas escuelas tienes que pagar algo simbólico por el snack que les dan a media mañana, en nuestro caso eran 2 libras a las semana). 

En cuanto a la vestimenta, en todas las escuelas publicas llevan uniforme en la primaria y secundaria, en el preescolar no. Los uniformes son casi todos iguales, pantalón gris, camisa y polo blanco, zapatos negros o en el caso de las niñas un vestido gris o con estampado vichy en verano. Lo que cambia dependiendo de cada escuela, es la insignia, la corbata y el color del cardigan o chaqueta, que puede ser verde, rojo, gris, azul...  Una cosa a destacar es el precio, los uniformes se venden en todos los supermercados y por ejemplo un pantalón te puede costar solo 3 libras o dos polos por 2,5 libras. Realmente muy muy económico, si aún así hay familias que tienen dificultades para pagar los uniformes, estos son subvencionados desde el ayuntamiento. 



Otra ventaja en cuanto a lo subvencionado, es el comedor escolar. Los niños de P1 hasta P3 tienen el comedor subvencionado, es decir, no pagan por la comida, independientemente de los ingresos de la familia. Además los niños pueden escoger entre 4 menús diferentes (3 de "pato" en el que siempre uno de ellos es un menú vegetariano, y una opción que es siempre sandwich aunque van cambiando el contenido). Estos menús van cambiando todas las semanas. 




Otra cosa curiosa en cuanto a la enseñanza es la manera en la que agrupan a los niños a la hora de trabajar. Aquí los agrupan por capacidades o habilidades, es decir, agrupan a los niños que  mejor se les da una cosa, para potenciarla. Por ejemplo si a tu hijo se le dan muy bien las matemáticas lo ubicarán en un grupo donde sus compañeros tengan esas mismas habilidades, incluso a veces que los ponen en cursos más avanzados si su nivel en alguna de las áreas es mayor. En resumen, es que potencian aquello que se te da mejor. 


Bien, estas podrían ser algunas pinceladas de las cosas que nosotros hemos ido aprendiendo sobre la educación es Escocia, evidentemente nos dejamos muchísimas, per que ya iremos aprendiendo y compartiendo. 



Espero que os haya gustado...
Y otro día más...

lunes, 22 de agosto de 2016

La energía agotable

Después de una semana dura, con muchas cosas planeadas y sin planear, no podía escribir sobre otra cosa... sobre la energía y la paciencia que uno desarrolla al ser padre o madre.
La semana pasada empezaron las clases, cosa que yo personalmente estaba deseando. A mi la rutina me ayuda a organizarme, los tiempo me marcan el ritmo, un ritmo que me gusta tener, pero la adaptación no es fácil. Empiezan los despertares no deseados por algunos, los desayunos contrarreloj, las esperas... Y eso hace que para algunos pequeños se haga duro ese inicio de curso, aunque sea deseado.
Las combinaciones horarias que tienes que hacer cuando solo sois dos en la organización. Quiero decir que no tienes la ayuda de los abuelos o tíos, porque vives en otro país. Eso tampoco ayuda a no pasar ese stress a los pequeños. (algún día me gustaría hablar sobre esto, sobre como se vive la paternidad sin ayuda).
  
Y como sacan todas esas emociones los peques? Pues los nuestros con el comportamiento... No hace falta que explique que tipo de comportamiento, ya todos lo imagináis. 
Pero esta vez, me gustaría contar la historia desde los ojos de unos padres normales, sin superpoderes...
Realmente es agotador... tanto físicamente, como psicológicamente. Cómo algunas situaciones pueden hacer que acaben con tu paciencia, ya a las 10 de la mañana? y que en tu interior pienses: no se que va a pasar de aquí a la noche, que vamos hacer?
Cuando intentas hacer planes para que ellos descarguen esa energía, que desconecten, y que disfruten (aunque a ti no te apetezca salir de casa), y cuando llegas a sitio nada más bajar del coche ya se quieren ir, o empiezan a correr y escaparse por donde no deben... En fin... que intento fallido. 
Vuelves a casa y les haces la comida que más les gusta, para disfrutar del momento en familia que te brida una mesa y una comida rica... pero ese día no quieren comer, solo se quieren levantarse o incluso tirar la comida. Intento número 3 fallido... 
A todo eso se le suma que llevas días y días sin dormir bien y otro bebé en la barriga que se va quedando con la energía de la mamá... el cansancio va sumando. 
Pero siguen intentándolo... quedas con amigos, para que socialicen y socialices tu, que tampoco va nada mal... pero al final te acabas marchando porque el ritmo de tus peques no es compatible con la situación..
Se va acabando el fin de semana, llegas a casa les das un baño, cenas algo y se van a dormir... y uno dice: Uf! Que descanso! Pero no! Ahí empieza tu reflexión, pensar que habrías podido hacer mejor, que no deberías hacer... pero hablando, hablando... uno se da cuenta, de que sí, es muy bonito leer esos artículos en los que te dicen: deja que saquen lo que llevan dentro, paciencia, no te pongas nervioso, bla, bla, bla... pero por lo menos nosotros, somos personas! Nosotros nos ponemos nerviosos, perdemos la paciencia, nos sofocamos... Evidentemente siempre desde el respeto. Pero a veces hay situaciones que te sobrepasan. Y tampoco hay que sentirse mal por ello. No autocastigarse, simplemente aprender e intentar mejorar.
Una vez fui a una conferencia en que el ponente decía que los mejores padres y madres no son los que hacen las cosas perfectas, sino los que saben darse cuenta de sus errores e intentan mejorar. Y yo... comparto totalmente esa opinión. 

Espero que os haya gustado...
Y otro día más...

martes, 16 de agosto de 2016

Cosas curiosas...

Hola!!
Hoy quería compartir una cosa curiosa que he descubierto aquí en Escocia, desconozco si es algo común en otros países, pero yo no lo había visto nunca.
El caso es que el año pasado trabajé en un café, que habría también por las "noches" (hasta las 8pm)y ofrecía cenas. 
Todas las mesas tenían un cartel como este:


Le pregunté a una compañera, que significaba, y me dijo: "Bring your own bottle"
Eso quiere decir, que como este tipo de locales, tipo cafetería no tienen permiso para vender alcohol, la gente se puede traer su propia botella de vino (por ejemplo), y la cafetería le pone las copas y el sacacorchos si es necesario. Así también es una manera de ahorrar, ya que te sale más barata la cena si te traer la bebida de casa. 
Me ha encantado, a partir de que lo descubrí es esa cafetería  ahora lo veo en muchas de ellas que, en verano, abren en este horario más largo.
Cosas que aprende una... 

Espero que os haya gustado...
Y otro día más...

viernes, 12 de agosto de 2016

Hoy... galletas de avena y canela

Hoy viernes, cuando estaba llegando la hora de merendar de los peques y he abierto la despensa, no sabía que darles para merendar... a parte de la fruta que comen todos los días, no sabía con que acompañarles la merienda. Así que recuperé esta receta de galletas de avena, que antes hacía casi todas las semanas...




Os comparto la receta:
  • 100gr de avena en copos o molida
  • 70gr de harina
  • 130gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de levadura o polvos para hornear
  • 2 huevos
Mezclamos todos los ingredientes, yo suelo mezclar los ingredientes secos por un lado y luego lo agrego a los dos huevos batidos.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Y vamos poniendo cucharadas de la masa en una bandeja con papel de horno.
Finalmente horneamos por 15 minutos.
Dejamos enfriar y... A comer!!!

A los niños les encantan, ya las empiezan a disfrutar desde que se están horneando, ya que tienen un aroma delicioso!

Espero que os haya gustado...
Otro día más...

jueves, 11 de agosto de 2016

Niños autónomos

Mis dos hijos, son la noche y el día, son muy distintos, y no hablo de los rasgos físicos, sino de su personalidad, de su carácter. Eso lo digo yo como madre, mi marido como padre, y la mayoría de las personas que los conocen.
Peeeero, una cosa que tienen en común y que todo el mundo destaca, es que los dos, siempre han parecido mayores de la edad que tienen. Cosa, de la yo no me había dado cuenta, hasta que no me lo dijeron varias personas. 
Al observarlos y pensar porqué la gente decía eso, creo que dí con la clave, de porqué la gente los veía así, y creo que es, porque la gente los ve muy autónomos desde bien pequeños (o eso creo yo).
Cierto es, que nosotros siempre hemos creído en la importancia de que nuestros hijos sean autónomos, con eso no quiero decir independientes, simplemente que sean niños que aprendan hacer algunas cosas de manera temprana, para así reafirmar su autonomía  y bajo nuestro punto de vista, su autoestima. Voy a poner algunos ejemplos, para explicarme mejor. 


                    
                                     

Desde bien pequeños, hemos intentado no potenciar las dependencias como por ejemplo al chupete, al biberón, al pañal... siempre valorando si lo que tienen es una necesidad o una dependencia. Cuando la necesidad pasa... (se acaba) es el momento de retirar. Somos del pensamiento que como más prematuramente lo hagas, más fácil es (eso siempre que sea posible).

                      

Por ejemplo, los dos después del año de vida los hemos visto preparados para dejar el biberón. Nuestros hijos pasado el año de vida hemos visto que eran capaces de beber en una taza de niños (con el "pitorrito"), y un tiempo después han sido capaces de hacerlo en una taza normal, así que siempre los hemos animado hacerlo y ha retirarles de manera respetuosa el biberón. Y por suerte, lo han aceptado de maravilla. Una cosa muy importante que creemos que hemos hecho bien, es que siempre hemos creído que han sido capaces de hacerlo, nunca hemos pensado, es que es pequeño o aún no puede... siempre hemos creído en su rápida capacidad de aprendizaje. Y sobretodo a dejarles la oportunidad de probar, de que puedan experimentar si son capaces o no. 
Lo mismo ha pasado con el pañal, uno con 24 meses y el otro con 20, pero cuando los hemos visto preparados y creído que podían aprender a vivir sin pañal... pues lo hemos retirado. Por suerte, otra vez, nos ha funcionado bien. 

Otra cosa que me ha preguntado la gente, respecto a la retirada del pañal, es porqué no hemos usado orinal. Bien, pues a mi personalmente, no me gustan nada los orinales, y soy de la opinión que a los niños/as les hacemos la vida más fácil sino les ponemos más barreras, hasta llegar a la vida adulta. Es decir, si tu a un niño no le presentas nunca un orinal, no saben ni que existen (mis hijos nunca han visto uno, y por lo tanto nunca nos lo han pedido, porque no saben que es). Yo pienso, que los niños aprenden por imitación (y por experimentación, ensayo-herror). Si la evolución "normalizada" para ellos es pasar de hacer pipí del pañal al wc (igual que su papá y su mamá), no tendrían porque necesitar un orinal. Eso no quiere decir para nada que ese paso sea fácil, muchos niños tienen bastante pánico al wc, pero con tiempo y paciencia, creo que se puede llegar a conseguir. Pienso que es como quizás, reafirmar su miedo. - Cariño te da miedo el wc? No te preocupes que yo te compro un orinal de la Pepa Pig, que no te va a dar miedo. (Entonces el wc da miedo, no?). 

                

Somos de la firme opinión de que los niños son capaces de hacer  más cosas de las que nosotros creemos que son capaces. Ellos/as tienen una capacidad de adaptación increíble, y solo tenemos que acompañarlos y sobretodo creer en ellos (nunca obligarles). Y si alguien tiene que decidir si son o no son capaces de hacer una cosa, que sean ellos mismos por haberlo probado antes.
Esto es una opinión totalmente personal, y bajo mi experiencia de mis dos primeros hijos, quizás con la bebé que está por llegar cambio de opinión, pero de momento... 

Espero que os haya gustado... 
otro día más....